Durante los tiempos inmemorables los pueblos indígenas han venido practicando una forma de vivencia cultural diferente que acercan más la fortaleza del espacio espiritual  y una cosmovisión no solo escrito,  si no practicada.



Siempre hemos esperado momento importantes y siempre cuando llega  entendemos por qué razón lo  hacemos, es importante darnos cuenta que nuestra forma de vivir y pensar es diferente; esta más relacionado con la Madre Tierra concentrado en el conocimiento, pensamiento colectivo como pueblos milenarios descendientes de la historia y de la raíz  natural.

 La organización regional del CRIHU convocó a   más 400 personas de diferentes resguardos y/o cabildos que participaron  en un círculo de pensamiento para compartir  las vivencias y la sabiduría de cómo   entender y proteger   la madre tierra. Por eso entendemos  más  que  hablar sobre cómo,   es empezar a  pisar caminos más claros y más contundente; unificado frente la política destructiva que plante el Estado y sin ir más lejos las consecuencias que se a visto en el departamento del Huila como el hidroeléctrica  El  Quimbo. Esto es una  situación más crítica que  se presenta en nuestro entorno del  territorio,  la amenaza extrajera  es la segunda invasión, ésta más invisible que lo de antes pero que es más dañino en nuestro forma de ver.

Este  gran día se celebró  en el Resguardo Nasa de Juan Tama para dar el recibimiento del sol o  ceremonia ancestral de sek buy como una de las rituales más sagradas del calendario propio los días del 18 al 21 de junio. Razón por la cual la organización respaldado por las 22  autoridades ancestrales  locales hicieron  la dinámica de invitar a todo el personal que durante los tiempos  asumieron   diferentes cargos ya sea regional, local y  más las 22 autoridades, plantear y tomar decisiones para la defensa de la Madre Tierra y la protección de la vida de los pueblos.

Durante los tiempos inmemorables los pueblos indígenas han venido practicando una forma de vivencia cultural diferente que acerca más la fortaleza del espacio espiritual  y una cosmovisión no solo escrito,  si no practicada desde cada espacio y cada círculo de pensamiento de  cada pueblo que se celebra con el calendario propio.

Los tiempos de reflexionar y decisiones   han llegado en los pueblos indígenas,  retomar  lo que estaba olvidado, se  vuelve  activar pero con mucho más fuerza y con la unidad de los pueblos.

El ritual

Ha eso de las cinco de la mañana los animales de la naturaleza despertaron  a la gente que han venido de otros resguardos y cabildos  a  participar en el recibimiento del sol. El mayor con tranquilidad y con mucha fe empieza  e invita a la gente y el alto parlante empieza sonar gritos de invitación.  Desde los más mayores hasta el más    joven  participaron  en el ritual del despertar y prender el fogón que para nosotros es sagrado y simbólico.

Siendo las cinco media de la mañana todo la gente llega al sitio de concentración donde varios mayores y alrededor las gente en forma de  círculo se empiezan a esperar   de manera tranquila  con mucha fe y entrega. Cuando empezó a ser más claro el día y más claro los cantos de la madre naturaleza  se enciende una luz amarilla clara entonces dice el the wala,  que ya se despertó el fogón;  la gente de la alegría empieza a aplaudir y levantar el bastón de mando como símbolo de resistencia, y los mayores y jóvenes empiezan a danzar alrededor del fogón brindado  plantas frescas y la bebida natural como es   la chicha.

Siendo  el día 21 de junio  a la  una de la mañana la gente que permanece acompañando danzando es invitado para el gran baño que consiste en limpiar el cuerpo, armonizarse  así preparar  para recibir el sol.  Faltando  tres horas para el nacimiento del sol la gente empieza a danzar con músicas propias haciendo una figura y otra hasta llegar al sitio de espera.

Ya cuando nace el sol el día
 El 21 la gente se prepara con semillas artesanías, plantas y bebidas propias entre otros extienden la mano para pedir cada uno sus deseos y ofrendan dando gracias.

“Somos semillas ancestrales de la tierra que el deber de la semilla es nacer y proteger el que nos da la vida”,  mensaje de Vientos de Comunicación.


0 comentarios:

Publicar un comentario