Siendo las 7:30 de la mañana del día de hoy 18 de octubre del 2013, las fuerzas del ESMAD arremetieron de manera abusiva, en exceso de los límites fijados por la Ley para la utilización de la fuerza en el control de los disturbios y en flagrante y arbitraria vulneración de los principios humanitarios contra los pueblos indígenas del Huila que se encontraban concentrados en el sitio denominado “El Pescador” sobre la vía que de Neiva conduce a Garzón, a la altura del municipio de Hobo.

Una vez retomado el control de la vía, el ESMAD procedió a agredir a los manifestantes indígenas, quienes se replegaron hacia el lugar donde se encontraban sus carpas y víveres. El ESMAD violentó en ese lugar con gases lacrimógenos y gas pimienta a los manifestantes.

Ante esta situación, denunciamos ante la opinión pública los siguientes hechos:

- Dos personas heridas de gravedad por la acción del ESMAD han sido remitidas al hospital de Hobo. Se trata de JOSÉ EVELIO PETE, comunero del resguardo de Pickwe Ik, de 40 años de edad, quien fue agredido con arma blanca y se encuentra en alto riesgo de perder su mano. Igualmente SILVIO FREDY VILLANÓ, de 19 años de edad, quien se encuentra con heridas graves en la cabeza.

- Han sido muchas las arbitrariedades cometidas: El ESMAD tumbó las carpas y cocinas de la gente. Personal no uniformado que se identificó como perteneciente a la SIJIN entró con el ESMAD al lugar de concentración retuvo a un comunero CAMPO ELÍAS PETE herido, comunero del resguardo de Huila – Rionegro que estaba siendo atendido por la Misión Médica en el pequeño puesto de salud que se había adecuado para tal efecto.

- Juan Nepomuceno Quiguatengo coordinador de Medicina Propia del Cabildo de “Los Ángeles”, Municipio de La Plata, quien se dirigía a recibir a la misión médica que ingresaba al lugar de concentración, fue detenido por personal del ESMAD.

EXIGIMOS LA LIBERTAD INMEDIATA DE LOS COMPAÑEROS DETENIDOS.

Responsabilizamos al ESMAD y demás organismos de seguridad del Estado presentes en el lugar de los hechos de la integridad física y moral de las personas heridas y retenidas.

Exigimos a los organismos de control del Estado que investiguen estos hechos y los responsables de este exceso de fuerza sean sancionados.

A la Defensoría del Pueblo Regional Huila que cumpla su papel con la celeridad que ameritan estos hechos, ya que a pesar de haber sido informada sobre los hechos desde las 7:30 de la mañana, hasta las 10:45 aún no había hecho presencia.

Asociación de Autoridades Tradicionales del consejo Regional Indígena del Huila
“CRIHU”


Información relacionada:

0 comentarios:

Publicar un comentario