Sobre de las cinco 5 de la mañana,  se  inició  la jornada del segunda día con una alborada cultural,   los  gritos y la música de las personas participantes en la alborada permitieron ofrendar  al padre fuego como parte del ritual del  despertar del fuego y la armonización de los indígenas participantes.  El fuego nos acompaña desde el  inicio del Congreso   y durante los tres días siguientes del  Congreso  el padre fuego debe permanecer encendido  para que perdure en las personas que se concentran a su alrededor.

Se hizo la socialización de los informes de cada uno de los programas del Crihu. En las intervenciones de los programas  del Consejo Regional Indígena del  Huila el planteamiento general  han sido  basados más en el tema de territorio.

En esta medida, el coordinador de Territorio,  Jesús Reinel Torres  manifestó que a través la Minga Nacional que se desarrolló en el marco de la unidad de los pueblos a nivel nación y que mediante la movilización fueron s 9 puntos de exigencia  que se planteó al gobierno nacional.  “Uno de los puntos fue el tema de territorio frente la minería y El Tratado Libre de Comercio Tlc pero  que no se llegó  a un acuerdo”,   esto alertando riesgo la vida y el territorio de los pueblos.

Lo que plantearon  las autoridades mayores  y jóvenes en el Congreso  es que la base debe empezar a trabajar estratégicamente   para  defender  la madre tierra y lo primordial de esta protección la pueden brindar la guardia indígena por medio de sus bastones de mando, y en el ejercicio de la autonomía para  ejercer el control territorial en cada uno de los territorios.

“Los cuidanderos del territorio somos todos,  niños,  mayores jóvenes y mujeres cuando está en peligro la Madre Tierra nos levantamos  y empuñamos los Bastones en alto para protegerla”,   palabras de Fabián Mera coordinador de la guardia regional del  CRIHU.


Por su parte el Taita Leonardo Homen  Quinayas,   Presidente del Crihu   compartió  la importancia de la supervivencia  y el buen vivir de los pueblos, proceso que está en la historia y  alrededor de la naturaleza, “el camino que se debe retomar es desde la raíz con la esencia natural, encaminado en la unidad  con los pueblos”.

En Congreso también se reconoció que es deber de los mayores y de las  instituciones  que desarrollan  una educación  propia velar por los principios y cosmovisión de los pueblos ancestral, “esto deber ser encaminado al ritmo de los principios como movimiento indígena;  cuidar y  educar a los hijos para que amen la tierra y sean orgullosos de su identidad”.

Un Congreso espiritual 

Mientras avanza el Congreso, sigue  llegando más personal  como artistas propios que aportan a los espacios culturales;  además de  artesanos. Este congreso ha contado con la fuerza espiritual y los rituales sagrados,  el abuelo fuego presente todos los días es armonizado por cada pueblo.  En estos  rituales  participan desde las cinco de la mañana los cuidanderos del territorio en el acto de ceremonia cultural.
Son cinco días en los que se convoca a las autoridades y la comunidad general   el fuego debe permanecer prendida y alimentada con las medicinas naturales frescas.  Alrededor de fuego  en círculo de conocimiento se concentran las autoridades ancestrales y los guías espirituales atento de toda la intervenciones de los mayores.

Alrededor de mil personas entre autoridades, maestros de  las instituciones  kwe zxi, maría mandiguagua,   yu luucx,   jóvenes, mujeres artesanas  brindan  sus tejido en un intercambio de sabiduría y cultura. Además participa la Organización Indígena Nacional de Colombia  ONIC,   cuidanderos del territorio (guardia indígena del pueblo yanacona Jair Giménez  y las organizaciones no gubernamentales ONG.



0 comentarios:

Publicar un comentario