El delegado de la Gran Familia del Pueblo Awá Binacional, Francisco Javier Cortes Guanga, se encuentra en la ciudad suiza de Ginebra participando de la sesión 25 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), en donde el día lunes se celebró un evento paralelo a esta reunión, en la sede del organismo internacional para presentar el INFORME SOBRE EL EXTERMINIO DEL PUEBLO AWÁ. Ante representantes de varios organismos de esta institucion, ONG’s suizas defensoras de los DDHH y delegados internacionales de diferentes pueblos indígenas de América, Francisco Javier explicó la grave crisis humanitaria y ambiental que vive el Pueblo Awá, situación por la cual es considerado el Pueblo Indígena con mayor riesgo de extinción física y cultural de toda Colombia.

Según el informe presentado por el líder indígena del Pueblo Awá, “innumerables han sido las afectaciones y violaciones a los DD.HH y al DIH que ha venido padeciendo, especialmente en el marco del conflicto armadointerno colombiano que se desarrolla en sus territorios, llevando al pueblo Awá a experimentar situaciones como el desplazamiento forzado de la población, masacres, asesinatos selectivos, reclutamiento forzado de jóvenes Awá por parte de los actores armados, confinamiento en el territorio ante la contaminación de minas antipersonales, entre otros aspectos que ponen en riesgo su pervivencia. Los Gobiernos colombiano y ecuatoriano están desconociendo el territorio ancestral Awá, el derecho a la posesión milenaria del mismo y el ejercicio del gobierno propio con autonomía.”

El informe presentando ante la ONU denunció que “entre 2011 y 2013 hemos tenido 51 homicidios: 23 en 2011; 11 en 2012 y 17 en 2013. El año anterior a estos, 2010, los homicidios fueron 25” y “8 desaparecidos en estos tres años”, lo que lleva los y las Awás a vivir una “situación de emergencia”. Así mismo, Francisco Javier denunció la “violación constante de su derecho como pueblo a la consulta libre, previa e informada, en todos los temas que se ven afectados por las actuaciones del Estado y empresas en su territorio” y destacó el caso de las constantes fumigaciones de glifosfato que “contaminan las fuentes de agua, destruyen los cultivos de pan coger y causan multiples enfermedades a las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas”, lo que ha generado entre cosas, la muerte de varios menores indígenas por desnutrición. Para Francisco Javier “mientras el Pueblo Awá tiene un Plan de Vida, el gobierno colombiano tiene un plan de exterminio físicio y cultural para nuestro pueblo”

La denuncia ha sido radicada en la ONU ante varios organismos el día de hoy; como la Oficina del Relator Especial para Pueblos Indígenas, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos (OACDH) y la Unidad de Pueblos Indígenas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pone de manifiesto el incumplimiento por parte del Estado colombiano de diferentes acciones legales emprendidas por la Corte Constitucional de este país, como el Auto 004 del 2009, el 174 del 2011 o las Medidas Cautelares de protección otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En el Auto 004 la Corte dice “no cabe duda de que el pueblo Awá atraviesa por una crisis humanitaria de proporciones desmesuradas y sin antecedentes en la historia de los pueblos indígenas colombianos, que les pone en claro riesgo de exterminio por el conflicto armado.” Y ordenó al gobierno nacional a elaborar un Plan de Salvaguarda Étnico para enfrentar esa situación.

Esta ha sido la primera actividad de la agenda que cumplirá esta semana el líder indígena que ha llegado a Ginebra desde Colombia en representación de las cuatro organizaciones del pueblo Awá: la UNIPA, ACIPAP, CAMAWARI y GONAE.

 Fuente : Prensa Rural

0 comentarios:

Publicar un comentario