Cxapuç (ofrenda a los hermanos y hermanas caído en la lucha) desde la cultura y la vivencia de los pueblos indígenas seguimos en pie de lucha en la minga Regional y Nacional; en el lugar de concentración Puente el pescador se llevó acabo el cxapuç una de las ceremonias espirituales en las cuales se vivencia nuestra cultura y se fortalece la identidad, reviviendo a los espíritus de nuestros ancestros, caciques, líderes, y familias que han caído en la lucha y de forma natural, que hoy en día nos acompañan de manera espiritual.

La ceremonia del cxapuç es uno de los cuatro rituales que hace parte del calendario propio del pueblo Nasa, Misak y Yanakunas, en esta ceremonia espiritual se realiza el pagamento en donde se da una ofrenda de alimentación y bebida a los espíritus que se encuentran en el espacio de arriba, a quienes se ofrenda durante la ceremonia, a través de las flautas y tambores, música propia, se danza con sentimiento para comunicarnos con los espíritus, se danza hasta la media noche y al amanecer se comparte la alimentación, para demostrar la unidad a la que estamos llamados siempre como pueblos milenarios.


El cxapuç es una ofrenda de alimentos que se realiza en el mes de noviembre, que indica la cosecha y abundancia de alimentos, el proceso de este ritual es iniciado por el sabio espiritual en donde él abre caminos para armonizar el territorio y danzar con alegría para recibir a los espíritus. Por esta razón, podemos evidenciar que la minga es todo un proceso de trabajo colectivo en el que no solo se determinan asuntos políticos, sino que se fortalecen los aspectos culturales, por medio de intercambios de saberes sobre la cosmovisión que desarrollan los pueblos indígenas de la regional Huila.

Es el caso del pueblo Misak, el Taita Roberto Tombe dio a conocer como es el ritual que realizan para el recibimiento de los espíritus, que precisamente significa la llegada y nacimiento de los nuevos espíritus, en este caso los hombres de disfrazan de mujeres y van de casa en casa recibiendo ofrendas que la misma comunidad les da, en representación de los difuntos, danzando 4 piezas por casa, esta danza representa el ciclo de vida del pueblo misak, incitando la alegría ya que los seres cósmicos acompañan espiritualmente a la comunidad.

En la Minga, durante el acercamiento de los espíritus para recibir la ofrenda el padre trueno se manifestó como conexión con los espíritus y respuesta de nuestra sabia madre naturaleza. En este sentido, la minga revive sentimientos de lucha por los derechos y sentimientos espirituales que hacen posible el tejido de los procesos de unidad para la pervivencia de los pueblos, siguiendo así las huellas de nuestros ancestros y cumpliendo con los mandatos que crearon nuestros abuelos.


Por Vientos de Comunicación CRIHU.

0 comentarios:

Publicar un comentario