Autoridad mayor y cuidanderos del territorio del Huila presente. “Detrás de la marcha hay una historia y antecedentes   ancestrales que  hoy marchamos a la memoria de ellos y del futuro”.







Los pueblos indígenas al igual que los diferentes sectores sociales del país, e históricamente actores de paz, soñamos con una paz verdadera y duradera en los territorios con justicia social colectiva, lo 
que significa una democracia real y respeto a la vida digna;  reconociendo  la multiculturalidad y respeto a los derechos de los pueblos como es el  territorio la fuente de la vida de los pueblos 
indígenas. 

Para la los pueblos indígenas del Huila, Nasa Misak y Yanakuna  conformados en el Consejo Regional  Indígena del Crihu. La paz como concepto, acción, derecho, estado o sentimiento  ha sido y es un componente ancestral a través de la vida y de la cotidianidad, desde las prácticas tradicionales se determinan el posicionamiento de un aporte a la paz des de los territorios ancestrales, “Yo aporto el bastón de la paz”. 

La paz es colectiva con los pueblos, no entre grupos armados

Somos conocedores de múltiples afectaciones directos en los territorios indígenas, desde el exterminio físico y cultural de diferentes actores, históricamente y actual del tiempo del movimiento indígena  no ha tenido cambios positivos en los territorios, en cada exigencia al  respeto al territorio y la vida como camino a la paz ha generado muerte y amenazas en las comunidades indígenas.  Esto para el pensamiento de los sabedores de la madre tierra es  una amenaza constante que hace que el pueblo reaccione y sigan los pasos de los mayores, obedeciendo los mandatos ancestrales como el camino a ejercer,  y hacer respetar el valor y la importancia del derecho mayor. 


Este nueve 9 de abril marcharemos alrededor de 400 personas conformado entre mayores , niños  y niñas  con bastones de la guardia en alto  como actores de la paz en el departamento del Huila  para 
decir el resto de la sociedad colombiana que también apostamos y soñamos una paz que sea colectiva y que impacte en los territorios indígenas, puesto que cada vez las afectaciones del latifundio son  constante y la política mino energética  y la explotación de bienes naturales en el Departamento del Huila,  ya toca los territorios indígena; dejando en alerta y desequilibrio a la madre tierra. Además conllevando  a una movilización permanente y de resistencia de las comunidades indígenas porque hasta que no se respete los territorios sagrados no abra paz verdadera.

Comprometidos con el desarrollo de los procesos políticos y sociales del país para establecer una paz duradera, construiremos  una agenda común con estrategias y acciones entre nuestros pueblos  y demás movimiento sociales  y populares en defensa  y garantía de nuestros 
derechos.


Cabildos mayores y cuidanderos del territorio del Huila presente. “Detrás de la marcha hay una historia y antecedentes   ancestrales que  hoy marchamos a la memoria de ellos y del futuro”.


Programa de comunicacion del Crihu

0 comentarios:

Publicar un comentario