Mujeres indígenas generadores de vida


El programa de mujer y familia CRIHU en el marco del cumplimiento de los mandatos avanza en el diálogo intercultural frente a los avances, retos y desafíos que trascurren con las mujeres indigenas dentro de los  territorios y las organizaciones, junto a las lideresas Nacionales y Regionales como la Mayora Aida Quilcue Consejera de Derechos Humanos ONIC, Lejandrina pastor Gil Consejería Mujer ONIC,  Luz Nidia Finscue Ex-coordinadora y Mama Ruby Quinayás  Coordinadora Programa de Mujer Familia, programas y directivos CRIHU.  

El enfoque temático se desarrolló en torno a la situación actual y el papel de las mujeres dentro de los procesos organizativos, que viene siendo una situación compleja sin obedecer la ley de origen, dejando de lado la dualidad como fortaleza espiritual mutua.

Surgían preguntas como: -¿por qué las mujeres indígenas de las comunidades del Huila no participan en las directivas Regionales y locales? – existen muy pocas Gobernadoras, Mujeres lideresas accionando y defendiendo sus derechos y a la vida de manera activa aunque la participación de la mujer en los procesos político-organizativos en la actualidad está siendo Estigmatizada, cohesionada, callada de diferentes formas.

A través de las historias de vida la consejería de la mujer ONIC expuso el contexto de la mujer indígena en Colombia destacando que la mujer es la fuerza del hombre y viceversa, es la base de un proceso. Fueron las lecturas culturales desde los cuidados de la mujer hasta el apoyo mutuo de los líderes indigenas dentro de los procesos.



La conclusión de este conversatorio fue reconocer que la mujer ha sido adormecida espiritualmente, es el caso de las grandes Cacicas que su espíritu está apaciguada en su territorio (laguna), surgió la reflexión en torno a, -si las mujeres somos el referente de la madre tierra que hacemos  explotando la madre tierra en realidad es acabar con el origen indígena.

Las claridades fueron puntuales, ser mujer no significa violentar el derecho del hombre de lo contrario es hacia el equilibrio de la familia.

La invitación finalmente es hilar hacia el equilibrio como pareja. La espiritualidad debe direxionar en las decisiones de la mujer y en la familia, la ley de origen es clave conocer, prevenir, documentar y denunciar los casos de violencia.

Con la participación de Programas y Directivos CRIHU se desarrolló el conversatorio.

Neiva 27   de febrero del 2018.



por
 Vientos de comunicación  
"la palabra  no se detiene.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.