Thë wala retorna al vientre de la madre tierra.


El resguardo Nasa de Juan Tama se reunió durante los días 03 y 04 de abril 2018 para acompañar la siembra del mayor Benancio Tumbo, thë wala y comunero del Resguardo Nasa de Juan Tama que ha partido hacia el otro espacio en la madrugada del pasado 03 de abril. El mayor, con su espíritu de colaboración, liderazgo, sabiduría y grandes ideas, acompañó el proceso espiritual, político y organizativo tanto de su territorio como de la organización regional. De esa manera, hoy está sembrando semilla en los corazones y mentes de quienes caminaron con él: guías espirituales, líderes, dinamizadores pedagógicos y demás miembros de las comunidades y pueblos que se agrupan en el CRIHU. 

Nuestro compañero nació el 24 de junio de 1979 en el resguardo indígena de Vitoncó, donde los señores Santos Tumbo y Otilia Lectamo le dieron la vida. A los 24 años inicia su recorrido espiritual orientado por su tío Corpus Tumbo, y con ese don espiritual que le dio la madre tierra logró acompañar y ayudar a equilibrar y armonizar las enfermedades y malas energías, así como abrir el camino espiritual de los diferentes procesos encaminados a nivel familiar, comunitario, educativo y regional. 

El aporte a su comunidad también fue muy importante desde que fue fiscal mayor del cabildo en el año 2000, cargo que asumió con responsabilidad y perseverancia para que lo mandatado por su comunidad se pudiera cumplir. También rescatamos su labor incansable en el proceso de lucha para la defensa de la vida y el territorio, habiendo sido un kiwe thegsa, ksxa’we’sx – cuidandero del territorio- con sentido de pertenencia, liderazgo y fiel con su identidad. 


La organización Regional CRIHU junto con sus programas acompañó a la familia y comunidad hasta la siembra, mientras los dinamizadores educativos de la I.E.I. Yu’ Luucx Pisxaw rindieron un homenaje al thë wala recogiendo las memorias que dejaron sus pasos en diferentes territorios del Huila, allí el llamado y las reflexiones fueron, valorar nuestros sabedores, revitalizar la salud propia, kwe’sx ki’znxii wejxiatx kjcxacxa’wa’ ji’ptha’w, kiwe uma’s vxite kwe’sx kjsxa’wkwetx
pewecxa’na wet wet fxi’zewecxa’.

Mayor Benancio, reconocemos que las palabras no alcanzan a describir lo que sentimos con tu inesperada partida, pero en una sola voz te agradecemos por guiar nuestro camino, y tenemos la certeza de que los aprendizajes que nos has dejado permanecerán en nuestra mente y corazón. Que el padre viento enriquezca tu camino, un camino que va a trasegar y que, desde el espacio en el que hoy estás, orientará nuestro proceso, fueron las palabras que ofrendaron los acompañantes.

Todos y todas las presentes en el momento de siembra, en algún momento de nuestro caminar, pudimos compartir con el mayor y lo recordamos como un gran líder y orientador de nuestro proceso. Gracias por los aprendizajes, mayor Benancio, quienes te acompañamos física y espiritualmente en el momento de su retorno al vientre de la madre tierra – mayores y mayoras, comuneros y comuneras del resguardo, autoridades políticas y espirituales, cuidanderos del territorio, dinamizadores, estudiantes, líderes, directivas y coordinadores de los programas del CRIHU, te recordaremos por siempre. 

Por I.E.I Yu' Luucx Pishaw y Vientos de Comunicación CRIHU.

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.