ONIC denuncia y repudia tortura de dos Guardias Indígenas del Pueblo Embera.

Buenaventura en Linea.
La ONIC, denuncia, repudia y condena tortura de nuestros hermanos Guardias Indígenas del pueblo Embera, de la comunidad Nasa Embera 'Nasa Kiwe', quienes la madrugada de hoy fueron encontrados colgados de un árbol golpeados - torturados a las afueras del Resguardo La Delfina Municipio de Buenaventura, Valle del Cauca. Los heridos se encuentran en estos momentos en la Clínica Dagua. Igual denunciamos y repudiamos las declaraciones del Alcalde de Buenaventura, que da cuenta que este como otros hechos es fruto de problemas internos, con qué celeridad investiga para pronunciarse el Sr. Alcalde, lo cual categóricamente desmentimos.

Se trata de los guardias José Gustavo Parra Gutiérrez y Sebastián Velásquez Gutiérrez, quienes prestaban guardia en la comunidad La Delfina, cuando aproximadamente a las 11 de la noche de ayer (25 de junio), fueron interceptados por hombres encapuchados, inmovilizados de sus bastones de mando, secuestrados y posteriormente golpeados, heridos en las afueras del resguardo.

Los guardias prestaban el turno de 6 a 12 de la noche, de ahí que antes de las 12 al llegar la pareja de relevo, solo encontraron sus bastones de mando (trozo de madera símbolo de la Guardia de Paz en el Pais), y alertaron a la comunidades Nasa y Embera – de las comunidades Aisama y Nasa Kiwe, quienes reaccionaron al hacer un rastreo, encontrándolos a las 12:30 M en tan lamentable estado de tortura.

En ejercicio de su Gobierno Propio, autonomía y control territorial, autoridades, guardias y comunidad procedieron a llevarlos hasta la Clínica Dagua de Buenaventura, donde se encuentran en este momento.

Alertamos a la comunidad nacional e internacional, a los organismos de control, al gobierno de La Paz, las Autoridades Indígenas demandan coordinación hacia las medidas a garantizar, dado que hace un mes, el pasado 29 de mayo fueran asesinados tres hermanos indígenas - Pablo Dagua y Adriana Montero Parra del Resguardo Triunfo Cristal Páez de Florida- Valle del Cauca, y de Amilkar Yagari, ex gobernador activista y guardia indígena del pueblo Embera Chami. El 26 de mayo, Pablo Dagua y Adriana Montero fueron desaparecidos en su residencia ubicada en el Corregimiento la Delfina de Buenaventura. El domingo 27 de mayo el hijo de las víctimas de siete años cargando a su hermanito de seis meses de nacido informó a la comunidad de los hechos. Mientras que a la par, fuera asesinato el líder indígena, ex Gobernador y Guardia Indígena Amilkar Yagari, en su residencia en el municipio de El Dovio Valle del Cauca.

La ONIC se une al llamado de las Autoridades Indígenas del Valle del Cauca, tanto de ORIVAC como de ACIVA RP, de manera urgente garantizar coordinación entre las dos jurisdicciones a fin esclarecer y definir protocolo de seguridad para las comunidades, que propendan por la garantía de la vida y de los derechos de los Pueblos.

“En los territorios indígenas del Valle del Cauca se ha venido intensificando la amenazas a los líderes mediante panfletos, donde han ocurrido hechos tan graves como de sembrar el terror torturando las mujeres indígenas como lo que ha sucedido en Buenaventura, hechos que han sido puestos en conocimiento de las autoridades competentes investigativas pero a la fecha no existe una respuesta de parte de la Fiscalía General de la Nación”, reiteraron las Autoridades Indígenas.

“Mientras que nuestros hermanos son asesinados, torturados amenazados y desplazados forzadamente, para los organismos judiciales simplemente se trata de peleas intrafamiliares o en muchas veces líos de faldas, como suelen decir y hasta el momento no existe un informe de los resultados de las investigaciones”.

ANTECEDENTES PREVIOS:

Caso preocupante con un hecho que ya sucedió con la desaparición de los cuatro indígenas embera Chami de la comunidad la esperanza del municipio de Alcalá, el 8 de marzo de 2017: http://www.justiciaydignidad.co/ano-la-desaparicion-cuatro-indigenas-emberachami-alcala-valle-del-cauca-gobierno-colombia-incumple-medidas-cautelares-lacidh/ 

Pese a las denuncias que han sido instauradas por la desaparición de estos cuatro indígenas ante la Fiscalía General de la Nación de Cartago, Valle, hasta el momento no ha habido respuesta. Razón por la cual las autoridades indígenas y la guardia se han declarado en Asamblea Permanente en el sitio.

Recordamos a los organismos defensores de derechos humanos, CIDH, a la Vicepresidencia de la República, Senado, Cámara de Representantes, Defensoría del Pueblo, Alto comisionado Para la Paz, Comisión de Derechos Humanos del Senado, Procuraduría General de la Nación, que esta no es la única vez que sucede esta misma situación, los hechos anteriores han dejado una cantidad de víctimas asesinadas, desplazadas, huérfanos, viudas y viudos que lo único que han recibido es el acompañamiento de la madre naturaleza.

Finalmente hacemos el llamado a los organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos y a quien corresponda, para que conozcan de primera mano estos hechos que desde algún tiempo no se presentaban en nuestros territorios y aún en voces de exigencia al Estado colombiano para que garanticen y protejan los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Al alto gobierno para que tomen cartas en estos asuntos y no permitan que extraños a nuestras comunidades indígenas vulneren nuestra tranquilidad tanto en nuestra población como en nuestro territorio.

En consecuencia el Tribunal de Justicia de la ORIVAC avocara la investigación de los asesinatos de Pablo Dagua, Adriana Montero Parra y de Amilkar Yagari, pertenecientes a dos pueblos indígenas del Valle del Cauca. Lo anterior en el marco del Artículo 246 de la Constitución Política, la Sentencia T-921 de 2013 de la Corte Constitucional y la Directiva 012 de 2016 de la Fiscalía General de la Nación.

Exigimos al Gobierno Nacional la adopción de medidas urgentes con garantías materiales e institucionales para que la Orivac a través del Tribunal de Justicia inicie la investigación con la colaboración de Fiscalía General de la Nación y juzgue y sancione a los responsables.

Consejería de Gobierno propio de la Organización Regional Indígena Valle del Cauca – ORIVAC – parte del comunicado emanado en Santiago de Cali en mayo 29 de 2018.

Contacto:
Autoridades DDHH región 3147554221 / ComunicaONIC – 3182174569 / DDHH ONIC 3107871382.

Fuente, Onic.org.co.

Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger][facebook]

Author Name

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.